El poder en buenas manos

El tiempo de Pedro Sánchez para formar Gobierno se acaba, se aproxima una convocatoria automática de Elecciones generales y Pedro y Pablo siguen sin ponerse de acuerdo.

Entre unos y otros se arrojan la patata caliente, sin llegar a acuerdos de hecho.

Se nota el ansia en la formación morada por ultimar un acuerdo, pero parece que los socialistas no están dispuestos a dar su brazo a torcer.

Las últimas encuestas sobre intención de voto, parece arrojar unos mejores resultados todavía para los socialistas, dejando a Iglesias con menor representación en el Parlamento.

Fuente: elmundo.es

¿Es este el as en la manga que guarda Sánchez?.

Durante todo el verano, se le ha visto más interesado en reforzar su imagen negociadora, al reunirse con representantes sindicales y de la empresa.

Representantes que aseguran, se hace necesario un «pacto de Gobierno» que le dé estabilidad al país.

Y mientras, los Presupuestos Generales del Estado paralizados, estando muchos sectores de la Sociedad, sin partida presupuestaria para ejercer sus acciones.

Pero a Sánchez parece importarle más, la imagen, que en construir País y a Iglesias, ya le están entrando las prisas al ver lo que se avecina. Otra caída más de escaños y con ella, menos poder y capacidad de negociación.

Por último, a colación de la foto con la que se abre esta entrada. Donde Pedro Picapiedra y Pablo Mármol encuentran una piedra de Uranio, con gran poder, pero que encierra a su vez un gran peligro.

¿Hasta qué punto no es peligroso para la nación que el poder esté ahora en las manos de dos personas más interesadas en su cuota de poder, que en hacer lo que tienen que hacer, política y leyes para los ciudadanos.

La respuesta, el tiempo lo dirá. Puedes dejar tu comentario en twitter mencionando a @CaminoalaM

Nota: lo de la M, bien puede interpretarse como m***da, jajaja, que al paso que vamos es donde vamos a llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *